A medio camino entre Mykonos y Santorini, a la sombra de las más aclamadas y bellas y tan cerca de ser la favorita de muchos, Paros reúne todos y cada uno de los requisitos de mi paraíso perfecto. 

Pequeña y manejable, con ese aire a tradición griega que todavía se respira en sus callejuelas, en sus playas tranquilas y en sus paisajes en blanco y azul. Fácilmente accesible en barco o avión, Paros se encuentra al oeste de Naxos, su hermana mayor y al este de la pequeña Antiparos, perfecta para pasar un día entre hermosas playas de azul intenso, ambas bañadas por las límpidas aguas del mar Egeo.

Paros cuenta con hermosas playas de aguas claras y limpias como Kolimpithres al Norte, Golden beach al Este,  Aliki al Sur o Agios beach al Oeste, calas escondidas en las que pasar momentos de impagable relax y pueblos que, literalmente, te enamorarán, como Parikia, Noussa o Lefkes. Una gastronomía exquisita a base de pescados, mariscos, frescas y abundantes ensaladas o ligeros bocadillos para los que ese día quieren ir un poco más rápido. Y por supuesto, ricos vinos locales. Ya te puedes hacer una idea de que sí, Paros te encantará.

Un día perfecto en Paros

Después de pasar un relajante día en las plateadas rocas de la playa de Kolimpithres, donde podrás picar algo en el pequeño chiringuito de madera que se encuentra en el acceso a la misma, no te pierdas la puesta de sol tomando una cerveza Fix fría en los barecitos de playa Livadia. Verás el sol caer sin más obstáculos delante de tus ojos que los barcos meciéndose al pausado ritmo de las olas ¡Me pareció un espectáculo emocionante desde la más placentera tranquilidad!

Con la noche recién estrenada, puedes cenar una rica moussaka casera en la Taberna Aroma o un calamar a la plancha Km. 0 en la taberna Yiannoulis acompañado de un vino blanco local y al acabar, pasear bajo la luz de la luna por las calles empedradas de Parikia, salpicadas a partes iguales de turismo y sabor local. Si te quedan ganas antes de retirarte a descansar, visita alguno de los bares de Parikia donde tomar una copa con sabor a vacaciones.

Este es mi día ideal, ¿Cuál es el tuyo?

Alojamiento

No dudes un segundo en alojarte en el hotel familiar Cyclades, donde disfrutarás de una decoración exquisita, comodidad, ubicación diez, limpieza, cercanía y amabilidad. Por si esto fuera poco podrás empezar el día con un rico desayuno en el cuidado y pequeño patio interior del hotel. No dejes de probar las mermeladas caseras elaboradas por ellos mismos y donde las frutas de temporada marcan los sabores que encontraremos.

Aquí fue donde me quedé y donde repetiría sin pensármelo dos veces Hotel Cyclades.

¿Cómo maximizar los beneficios de tu viaje?

Lo mejor para disfrutar plenamente de esta isla del archipiélago de las Cícladas es viajar en temporada media-baja, evitando los masificados meses de verano. Mayo, principios de Junio, finales de Septiembre y principios – mediados de Octubre serán sin ninguna duda la elección perfecta si quieres casi asegurarte algún chapuzón en las frías aguas egeas. Evitando las temporadas más altas no solo nos ahorraremos dinero en nuestro viaje, por si esto no fuera por sí solo un buen motivo para elegir viajar en épocas de menos afluencia turística, conseguiremos que nuestra experiencia sea infinitamente más agradable y contribuiremos sin darnos cuenta en dos beneficios fundamentales para este pequeño destino: Generaremos beneficio económico en temporadas de menos afluencia turística y no formaremos parte de la masificación desbordante e incómoda, tanto para el visitante como para el lugareño, de los meses de verano en la mayoría de las islas griegas. Algo que la pequeña Paros te agradecerá a buen seguro y tú disfrutarás hasta límites insospechados.

Moverte por Paros

Para moverte por una isla de tan solo 21 kilómetros de largo por 15 kilómetros de ancho, a mi entender, lo mejor es alquilar una moto pequeña, que es lo que yo hice. El precio es económico y por unos poquitos euros más puedes elegir una de las más nuevas.

Al igual que encontrarás motos de alquiler, no hace falta decir que puedes alquilar también un coche, uno pequeño te sobrará para moverte por la isla, en temporada media – alta no encontrarás ningún chollo, ya que al ser la isla tan pequeña, la disponibilidad es limitada y eso se acaba pagando. ¡También tienes quads!

Si estás en forma, alquilar una bicicleta puede ser una manera divertidísima de moverte con libertad a un precio económico, cuidando de tu forma física y encima haciéndole un guiño al medio ambiente ¿Se puede pedir más?

El transporte público en Paros funciona correctamente y los principales puntos están conectados, pero no nos vamos a engañar, la libertad nunca será la misma que disponer de nuestro propio medio de transporte para movernos donde y cuando queramos.

Así que te lo dejo como última opción o si vas a estar muchos días en la isla, no hace falta que alquiles vehículo todo el rato, una combinación de bici/moto y bus puede ser perfecta.

Las formas más sencillas de llegar a Paros

Desde Atenas en tan solo 40 minutos con los vuelos directos operados por Sky Express, Olympic y Hahn Air.

Si prefieres llegar en barco, desde el puerto de El Pireo te recomiendo Blue Star Ferries que enlaza con Paros en 4 horas y 15 minutos. La isla también está perfectamente comunicada con Mykonos a través de SeaJets o Hellenic Seaways que hacen el recorrido en 1h30 / 1h50 y con Santorini, a 3h15 de Paros con Blue Star Ferries.

Desde Naxos, Hellenic y SeaJets te acercarán a Paros en 40 minutos.

Si vas en temporada baja, echa un vistazo a las conexiones, ya que existen muchas menos frecuencias de horarios (y también los billetes son mucho más baratos ;))

Si vas en temporada alta, reserva con antelación si no quieres verte en un apuros.

www.directferries.com

Antiparos

La hermana pequeña de Paros, Antiparos, es fácilmente accesible en barco desde Pounta con frecuencias cada media hora en temporada alta. En temporada baja las conexiones son menos frecuentes.

Puedes cruzar con tu coche/moto/quad/bici a la isla vecina.

Si te decides a visitar esta tierra casi virgen, no te olvides lo necesario para protegerte del sol, ya que es difícil encontrar alguna sombra, sobre todo si vamos a estar de playa en cala y de cala en playa ¡Atrévete a perderte! Gorro, gafas de sol, agua en cantidad y un pequeño picnic te ayudarán a disfrutar Antiparos como se merece.

No hace falta que vayas cargado desde Paros, en Antiparos encontrarás lo necesario para abastecerte al bajar del ferry y antes de ponerte en modo explorador.

Déjate maravillar por playas de ensueño y busca en los rincones verdaderos tesoros de una belleza y autenticidad extraordinaria.

Cada vez que recuerdo su nombre se me iluminan los ojos y una gran sonrisa se dibuja en mis labios, fresca y sincera.

Volveré a la pequeña, hermosa y tranquila Paros.

——————————–

Como ves, esto no es un diario de viaje donde te cuento minuto a minuto mi estancia en Paros detallada hasta la extenuación. Lo que pretendo es hacerte un resumen lo suficientemente completo de Paros para que no te lleve la vida leerlo y para que puedes decidir si es o no el destino de tu próximo viaje al teminar el post.

Si tienes alguna duda concreta pregúntame, intentaré resolverla más que encantada.

¿Visitarás Paros?

Más información en http://www.parosweb.com/